Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

+57 4 444 28 72

Enplanta | Excelencia y Productividad en Crecimiento

Logo CTA 01logoSDE2016

Agosto 16, 2017

McKinsey & Co. apuesta por el potencial global de Medellín

Una de las compañías más relevantes del mundo en liderazgo y consultoría estratégica, con 120 oficinas en 60 países, 25.000 empleados y una facturación mundial de 10.000 millones de dólares, abrió recientemente oficina en Medellín, la segunda del país, después de Bogotá.

Se trata de McKinsey & Company, cuyo socio director global, Dominic Barton, habló en exclusiva con EL COLOMBIANO durante su visita a la ciudad, para acompañar la apertura oficial de su sede.

Reconocido experto en desarrollo internacional, con una amplia carrera académica, este economista canadiense de 55 años planteó desafíos del mundo de los negocios en 2017, la era Trump, las movidas geopolíticas, tecnología, entre otros temas.

¿Qué alertas observa usted para este 2017?

“En un tiempo de alta volatilidad habrá una mezcla de poderío económico proveniente de Asia, con alto nivel de consumo en China. Pero también con importante dinámica en India, Indonesia, Sudáfrica, lo que se notará en el desempeño económico mundial. También celebramos la democratización de la tecnología, como cambio relevante en la dinámica global, por ejemplo, la investigación del genoma, desarrollo de nuevos materiales, entre otros”.

Pero hay preocupaciones...

“Vemos un cambio geopolítico importante que, sin duda, tendrá alto impacto en la dinámica del mundo. Aún así, somos optimistas, pero a menudo la gente tiene temor frente a lo que viene. Para eso preparamos a las compañías, para enfrentar estos retos con estabilidad”.

¿Donald Trump es un problema para la estabilidad económica mundial?

“Pienso que sí es un gran desafío para el mundo. Por un lado, generará un crecimiento más rápido de la economía de Estados Unidos, con un desempeño jalonado por infraestructura, inversión, desregulación, bajas tasas de impuestos, reactivación de la actividad comercial, repatriación de activos y mayor circulación de efectivo. De otra parte, está el reto de la política comercial de Trump con el mundo, porque está fragmentada con sus anuncios proteccionistas. Sin embargo, Estados Unidos necesita tratados comerciales para su crecimiento económico. Ahí estará la diferencia”.

Así las cosas, ¿China reemplazará a Estados Unidos en el comercio mundial?

“La economía de Estados Unidos seguirá siendo la más importante del mundo”.

¿Cuál es su opinión sobre Latinoamérica?

“Soy positivo con la dinámica de la región, con menos gobiernos populistas y más orientados hacia el crecimiento de la economía, como es el caso de Argentina, que se suma a Perú, Colombia y Chile. A pesar de Venezuela, se puede decir que la región va en buena dirección. Además, destaco el surgimiento de emprendedores, como nueva fuerza de la economía, algo evidente en Medellín y son la nueva clase de líderes en formación”.

¿Por qué lo dice?

“Es apasionante ver lo que está pasando, porque aparecen en América Latina nuevas compañías globales, que les interesa lo que pasa en los mercados de Indonesia, de Nigeria (África), por ejemplo. No se quedan en lo local y a ese tipo de compañías acompañamos. Así se relega la dependencia de los commodities (mercado de materias primas). Para estas nuevas empresas de la región, surgen mercados como el de Asia, con crecimiento de su clase media. Será una oportunidad para las empresas latinoamericanas y eso lo tiene claro McKinsey”.

Cuáles son las megatendencias que identifica usted para hacer negocios?

“La primera de ellas es la digitalización de las empresas, sobre todo de las más grandes e importantes. La segunda es la analítica de datos (open data), que integra a empresas, instituciones, universidades y al ciudadano común y corriente en el análisis de tendencias, para aumentar la productividad y eficiencia. La tercera es el talento humano, porque el desarrollo tecnológico requiere personal calificado, es decir, una máquina no basta para hacer las cosas. Así que el talento humano no desaparecerá y antes se requiere más y de mejor calidad. Esta combinación aplica para cualquier sector productivo: salud, banca, industria, por ejemplo”.

¿Qué desventajas ve en las empresas colombianas de cara al mercado mundial?

“Solo veo ventajas. Empezando por el perfil de sus líderes empresariales y de gobierno, tanto locales como nacionales. Tiene instituciones sólidas que animan con fortaleza la inversión. Hay un talento humano competitivo, sin hablar de los recursos naturales, de la energía, del agua. Creo en este país como protagonista de la economía mundial” (ver Desde adentro).

¿Considera que el atraso de la infraestructura del país impedirá este protagonismo?

“Es un problema que obstaculiza el desarrollo en cualquier parte del mundo. Pero es un obstáculo general. Calculamos que en el mundo existe una brecha en infraestructura que cuesta 60 millones de millones de dólares. No es solo para Colombia. El mismo Estados Unidos tiene que mejorar vías, aeropuertos. Si vamos a Medio Oriente, vemos una Beirut (Líbano) destruida por la guerra civil. Cada país, incluido China, tiene desafíos en infraestructura”.

Esto frena negocios y oportunidades para Colombia...

“Sabemos que un adecuado desarrollo en este aspecto potencia la productividad de un país, facilita los negocios. En Canadá (es presidente del Consejo Asesor del Ministerio de Finanzas) hay prioridades en infraestructura y se puede decir que es algo de no acabar para cualquier país”.

¿Su presencia en Medellín da cuenta da cuenta del potencial de la ciudad?

“Claro que sí. Estoy muy feliz de haber venido, porque se trata de una oficina destacada para toda la organización McKinsey. Así se lo hemos hecho saber a las demás sedes del mundo”.

¿Por qué es relevante?

“Medellín se conectará con nuestras sedes en China, África, Nueva York, Londres, por citar algunas, lo que permitirá a nuestros aliados (clientes) tener una visión global de los diferentes desafíos. Intercambiaremos experiencias, buenas prácticas y talento humano. Además esta ciudad cuenta con una comunidad empresarial destacada, compañías relevantes y un sobresaliente recurso humano. Por eso trabajaremos de cerca con universidades e institutos especializados que proveen talento y generar sinergias”.

¿Cuál es el perfil de la gente que trabaja en McKinsey?

“Buscamos personas con formación en negocios, con experiencia en finanzas, con maestrías en áreas económicas, manejo de software. Pero, sobre todo, que tengan capacidad de análisis, tomen decisiones. Incluimos la formación en ciencia dura (física, matemática), abogados, entre otros. El tema jurídico es fundamental para acompañar emprendimientos y startups (empresas de base tecnológica). Así ayudamos a construir el desarrollo empresarial. Nos importa el talento, más que la profesión que tengan”.

¿Cuál es la tarea que deja a su equipo local?

“Queremos ser vistos como los influenciadores de instituciones y empresas colombianas. Somos una firma global soportada en el talento de 25 mil personas. Queremos ayudar en la toma de decisiones, análisis de riesgos para promover el desarrollo, ayudar a crear valor social, ambiental y económico de largo plazo”.

 Contexto de la noticia. Desde adentro: Presencia en el país desde hace 23 años

JAIME MORALES
Gerente de McKinsey Colombia

“Somos una firma con una misión dual: apoyar a nuestros clientes en el logro de resultados significativos y sostenidos, y atraer y desarrollar a los más destacados talentos mundiales. La firma tiene 90 años y llegó a Colombia en 1994, con la apertura de la oficina de Bogotá. Desde allí ha desarrollado proyectos con decenas de clientes, en diversos sectores. Ahora queremos atraer y formar talento excepcional en Medellín. Actualmente contamos con profesionales de diversas áreas, incluyendo médicos, músicos, científicos, ingenieros, economistas, entre otros que se unen a McKinsey buscando una oportunidad para desarrollar nuevas habilidades y aplicar su conocimiento para la solución de problemas complejos”.

Ciberseguridad: Reto empresarial 

El 78 % de las empresas colombianas invierte menos de un millón de dólares al año para evitar ataques informático, reveló la última encuesta anual de seguridad de la firma global Ernst & Young (EY).

La encuesta reveló que 86 % de las empresas asegura que su función de ciberseguridad no satisface plenamente las necesidades de su organización. Casi dos tercios (64 %) de estas no tienen un programa formal de inteligencia de amenazas o solo tienen un programa informal. Los empresarios colombianos atribuyeron a los empleados descuidados (83 %), la responsabilidad frente a un ataque externo. Le siguió un trabajador malicioso (67 %), hackers asociados a organizaciones activistas (33 %), un contratista externo (22 %) y un cliente con (17 %).

Por eso ahora las empresas para ser competitivas deben lograr resiliencia cibernética: sentir, resistir y reaccionar, sin dejar de lado la prevención.

Las firmas colombianas han ido entendiendo y se han hecho avances; sin embargo, “la evolución de las técnicas del cibercrimen es acelerada y se deben hacer mayores esfuerzos económicos y técnicos para enfrentarlas y reducir su impacto”, apuntó María Conchita Jaimes, socia de servicios de Asesoría de EY Colombia.

Así crece la consciencia empresarial para proteger  la información.

Juan Felipe Sierra Suárez / El Colombiano. Publicado: Febrero 2 de 2017.

 
Leído 171 veces

Deja un comentario

Asegúrese de introducir la información requerida con la marca (*). No está permitido el Código HTML.

Nuestros aliados

Últimos Tweets

Contáctenos

Centro de Ciencia y Tecnología de Antioquia
Carrera 46 # 56 - 11, piso 15, Edificio Tecnoparque.
Medellín - Colombia
Teléfono: (+574) 444 28 72
Email: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Galería Imágenes

Scroll to top