Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

+57 4 444 28 72

Enplanta | Excelencia y Productividad en Crecimiento

Logo CTA 01logoSDE2016

Septiembre 20, 2017

Un poco de historia industrial

La historia que se conoce del trabajo organizado en Antioquia, inicia hace aproximadamente 2000 años con la extracción aurífera que hacían los indígenas pobladores de las riveras del Cauca, Nechí, Porce y Magdalena. En el siglo XIX se explotaron además, plata, carbón y otros minerales de mejores formas con la ayuda de ingenieros europeos que convirtieron a Antioquia en la capital del oro de Colombia, lo que pronto se mezcló con los grandes cultivos de café y una próspera actividad comercial, ya en el siglo XX.

Lo anterior, fue pues el motor para la futura industrialización de la región, además por proveer la mano de obra requerida. La primera fábrica que se conoció en Antioquia fue la Fábrica de Cerveza instalada en la Ceja por la familia Nicholls, tras la cual se fundaron en 1864 la primera fábrica de tejidos colombiana, y en 1865 La Ferrería de Amagá, considerada la más importante del siglo en Medellín, siendo una planta de producción de piezas de hierro con muchos problemas técnicos ocasionados por el uso de leña, carbón, hornos y crisoles.

La industria en Medellín, entendida como el proceso mecanizado de transformación de materias primas con destino a un gran mercado, fue apoyada y reforzada por la apertura de la Escuela de Artes y Oficios en 1864, que se convirtió en una empresa manufacturera de despulpadoras de café, pulverizadoras de quinina, prensas para frutas, bombas para minas, repuestos para aparatos agrícolas y municiones. Allí se construyeron las primeras máquinas de coser elaboradas en el país. A partir de 1905 nacieron muchas fábricas que hicieron de Antioquia el primer centro industrial de Colombia: de chocolates, jabones, fundiciones, locerías, vidrieras, trilladoras, cigarrillos, calzado y muebles metálicos. En 1906, aparece Fabricato, en Bello, y en 1908, inician Coltejer, y Posada Tobón y Cía. (hoy Postobón S.A.).

El proceso de industrialización antioqueña desde 1880 y 1920 fue único en el país por su rapidez. En América Latina sólo se dieron procesos similares en Monterrey (México), Sao Paulo (Brasil) y Buenos Aires (Argentina).

El hecho técnico nuevo que entraba a distinguir a las fábricas que se estaban fundando en el período 1902-1909 era el uso generalizado de la energía eléctrica. Desde finales del siglo el motor de explosión y el motor eléctrico empezaban a relegar a un segundo plano a los motores primarios movidos a vapor.

En la década del 20, siguió la fundación de fábricas. En 1920 se constituyó la Fábrica de Licores y Alcoholes de Antioquia, la primera en Colombia. En 1923 se realiza una exposición industrial en Medellín, en la que se evidencia que el 73% del personal obrero es femenino y el 27% masculino, ocupado en labores de mantenimiento de maquinaria, quienes logran junto con los empresarios e ingenieros poner en marcha las primeras empresas fabriles.

A partir de 1930 la industria antioqueña logró superar las dificultades económicas gracias a la exportación de café y oro. A pesar de la difícil situación mundial, la producción de telares aumentó. En 1940 se fundó el IFI, en 1944 se la Asociación Nacional de Industriales ANDI y en 1945 el Gobierno realizó el primer Censo Nacional de Industrias. En Medellín se contaron 800 fábricas, y Antioquia ocupó el primer lugar del país (después de Cundinamarca), por el número de establecimientos, la fuerza laboral y el valor agregado, reflejo de una economía en ascenso durante 150 años, incluso sobreviviente a la cris de 1929, y sólo estancada entre 1970 y 1980, lo que dio cabida a la reconocida crisis originada por el narcotráfico. Con el mismo espíritu anterior, Antioquia reacciona con fuerza a tal periodo de violencia y es así como hoy Medellín cuenta con la primera planta textil de Suramérica y la segunda planta industrial de Colombia en sectores distintos (desde automóviles hasta dientes artificiales). Controla todavía el grueso de la producción minera, buena parte de la exportación de café, banano, flores y otros productos primarios.

La industria concentrada en Medellín y su área metropolitana contribuye con el 60% de la economía del Departamento. Es el segundo centro industrial de Colombia. La producción textil es la actividad emblemática de Antioquia, y genera el 53% del empleo industrial en la región. Según la Superintendencia de Sociedades, de un total de 3.150 empresas en Antioquia 332 son extranjeras y 30 son mixtas (capital extranjero y capital local), y según la Alcaldía de Medellín, en la ciudad hay 58.600 empresas, de las cuales 63 declararon ventas superiores a los USD $50 millones, 68 exportaron más de USD $10 millones el año anterior y 84 compras externas superiores a este valor. Somos la región más exportadora de productos no tradicionales del país y éstas crecen desde 1991 y tiene la primera comunidad clúster del país con unidades de: Energía eléctrica, Textil/Confección, Construcción, Ferias y convenciones, Medicina y Odontología.

Leído 10534 veces
Valora este artículo
(2 votos)

Nuestros aliados

Últimos Tweets

Contáctenos

Centro de Ciencia y Tecnología de Antioquia
Carrera 46 # 56 - 11, piso 15, Edificio Tecnoparque.
Medellín - Colombia
Teléfono: (+574) 444 28 72
Email: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Galería Imágenes

Scroll to top